Patología Oral (Quistes y tumores de los maxilares)

¿Qué son los quistes maxilares?
Un quiste es una cavidad ubicada en el organismo que está recubierta generalmente por un tejido con contenido sólido, liquido o combinado.

Ilustración dolor en le maxilar

Los quistes de los maxilares son una patología frecuente, que generalmente es de tipo benigno y que normalmente se soluciona fácilmente. No presentan sintomatología hasta que presentan algún tipo de proceso infeccioso que produce que su desarrollo se acelere.

Los quistes se forman por restos epiteliales dejados por alguna estructura dentaria durante su proceso de formación, por sobreinfección debida a bacterias ubicadas en los ápices de dientes o molares con tratamiento endodonticos deficientes o que por su anatomía irregular son de difícil acceso y por lo tanto técnicamente difíciles de realizar.



Preguntas sobre los quistes o tumores Maxilares con la Dra. Sandra Nieto González, AQUÍ


Clasificación de los Quistes de los Maxilares

Los quistes de los maxilares se pueden clasificar en tres grandes grupos:

1. Quiste suturales (los que se forman en el sitio en el cual se unen los huesos faciales durante su el proceso de formación).

2. Quiste en desarrollo.

3. Quistes periodontales (los que se forman por restos de bacterias).


1 - Primordial
2 - Residual
3 - Nasopalatino
4 - Alveolar Medio
5 - Glóbulo Maxilar
6 - Primordial
7 - Erupción
8 - Residual
9 - Apical
10 - Maxilar medio



CARACTERISTICAS CLÍNICAS:

Generalmente los quistes y tumores de los maxilares no son detectables a simple vista en sus estadios iniciales, ya que son asintomáticos.

Este tipo de patología presenta algún grado de sintomatología cuando se infectamente de manera secundaria, cuando llevan mucho tiempo de desarrollo y comienzan a crecer se produce una deformidad en el contorno de los maxilares, también se puede sospechar de la presencia de un quiste de los maxilares cuando dentro de los límites cronológicos para el proceso de erupción hay una pieza dentaria que no aparece en boca. Cuando esto sucede se debe tomar una radiografía de la zona para descartar una retención dentaria y posible presencia de quiste de retención.

Cuando los quistes de los maxilares no son manejados pueden producir reabsorción radicular de dientes vecinos, compresión de estructuras anatómicas vecinas como por ejemplo el nervio dentario lo cual puede desencadenar problemas de sensibilidad.



Diagnostico

Se realizara un adecuado examen clínico que incluye observación y palpación para determinar tamaño del maxilar y consistencia del mismo, observa si hay presencia de deformidad a nivel de las tablas ósea de maxilar o mandíbula, dolor localizado o que irradiado, oclusión o movilidad de alguna estructura dentaria.

Dentro del proceso de diagnóstico son sumamente importantes las ayudas diagnosticas como las radiografías periapicales e incluso puede ser necesarios procedimiento diagnósticos más complejos como es el TAC (Tomografia).


Manejo

El manejo de los quistes en los maxilares depende de la clínica de cada paciente (tamaño de la lesión, ubicación y si compromete o no estructuras vecinas).