Contáctenos l Nuestra Dirección
Logo PLástica Colombia


Cambios Naturales, Terapias Avanzadas
y Seguras con Calidad Humana
 
Casos ANTES Y DESPUES REALES Preguntas Frecuentes Testimonios REALES
La información de esta página y de sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha habido una consulta en persona, que incluya la historia clínica y examen físico.
BOGOTÁ - COLOMBIA
Llámenos:
Teléfono principal:
620 0011
213 8342 - 629 6072
629 6050
310-246 83 42
317-482 39 44

Canal Youtube Plástica ColombiaTwitter Plástica Colombia Facebook Plástica Colombia Perfil Plástica Colombia

;
 
 
Recibr información de Plástica Colombia
Por favor escriba
su dirección de Email.


 
 
Cómo llegar?
 
Clínica Santa Barbara
Medical Center

Calle 123 N° 7 - 60
Consultorio: Tercer Piso
 
MEDIOS
 
--------------------------------
 
TRATAMIENTO DE QUEMADURAS
 
Disfruta Bogotá - Plástica Colombia
 
Procedimientos para tener senos naturales
 
Cirugía de nariz en hombres
 
Cirugías Maxilofaciales
 
Cirugía genital femenina
 
Cirugía de Nariz
 
Procedimientos en piernas
 
Implantes Dentales

Artículos - Cirugía Plastica

Es seguro el BOTOX®?

Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX®

La Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® es hoy en día el medicamento por excelencia al servicio de la belleza y la prolongación de la juventud. 

Está indicado en el tratamiento de las arrugas de intensidad moderada a grave entre las cejas, patas de gallina y líneas de la frente especialmente, así como de asimetrías faciales. 

Este medicamento brinda muy buenos resultados en pacientes jóvenes y mayores, y contribuye a mejorar su autoestima. La Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® y Dysport son dos de las marcas comerciales de esta sustancia.




El BOTOX® es un procedimiento conveniente para usted?

 


¿Qué es la Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX®?

La Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® es una de las siete neurotoxinas producidas por la bacteria Clostridium Botulinum, proteína molecular altamente tóxica,  la misma que produce el botulismo.  En 1820 el médico alemán Justus Kerner aisló la bacteria con el afán de encontrar una fórmula terapéutica para tratar el botulismo. Hacia la mitad de la década de los 60 el oftalmólogo americano Alan Scott, quien buscaba una sustancia para relajar los músculos oculares de pacientes con estrabismo, probó la toxina botulínica, que posteriormente se usó en el tratamiento de músculos contraídos de los párpados y en otros desórdenes del movimiento. 






BOTOX® o toxina botulínica tipo A, es la misma proteína purificada que ha recibido este nombre comercial del laboratorio Allergan, Inc.  Éste laboratorio posee los derechos de la droga desde 1988, misma que fue aprobada por la FDA, Food and Drug Administration.

Además de advertir la mejoría de los pacientes por el tratamiento aplicado, los médicos comenzaron a observar que estos lucían más jóvenes.  Fue entonces cuando se pensó en aplicar Botox como medicamento en el campo de la estética, con la intensión específica de mejorar la condición de las arrugas y líneas de expresión.



¿Qué hace la Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX®?


La toxina botulínica actúa como un bloqueador de la acetilcolina, que es una sustancia química transmisora de los impulsos eléctricos nerviosos, y que permite la contracción de los músculos.  El BOTOX® impide la liberación de la acetilcolina en las uniones neuromusculares o en otras uniones colinérgicas y produce una denervación parcial reversible de los músculos donde se inyecta. 

Esta es una forma de debilitar el movimiento de los músculos de la cara que se contraen normalmente como manifestación de nuestras emociones. 
Es muy importante que sea el médico cirujano plástico facial quien aplique la toxina botulínica, ya que sus estudios médicos le otorgan el conocimiento suficiente de la fisiología de los músculos del rostro y sus movimientos, así como de las terminaciones nerviosas.  Al identificar exactamente los músculos que intervienen en la gesticulación el médico cirujano comprende con exactitud los puntos donde debe aplicarse el medicamento sin afectar otros músculos.


Tratamiento


El BOTOX® se aplica en mínimas dosis sobre el músculo, generalmente en el entrecejo y sobre los músculos donde se forman las arrugas de los ojos o patas de gallo, debajo de la cola de la ceja y encima del reborde orbitario para evitar la contracción del músculo orbicular (músculo corrugador y músculo procerus).





La inyección de BOTOX® se realiza con una aguja estéril muy fina (30 gauge), previa aplicación de una crema anestésica o anestésico local en spray.  Luego de unos segundos cuando la anestesia ha hecho efecto, el médico marca y delimita las zonas a tratar según la musculatura. 




La inyección de BOTOX® se realiza de manera superficial, nunca profunda. 
El procedimiento tiene una duración no mayor de 20 minutos con mínima o ninguna molestia. No requiere prueba de alergia.

 

Hablando claro sobre la Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX®


 
La aplicación de Botox causa un efecto temporal sobre las arrugas faciales.
 
 
Sus efectos perduran entre 4 y 6 meses.
 
 
Es una terapia segura, no quirúrgica, eficaz y bien tolerada, siempre y cuando se respeten las dosis.
 
 
Como efectos secundarios podría presentarse leve dolor en el lugar de la aplicación.
 
 
No todas las arrugas van a desaparecer con el BOTOX®.  Sólo algunas arrugas se benefician del tratamiento.
 
 
Una complicación posible pero que rara vez ocurre es la caída temporal de los párpados
 
 
Los efectos del BOTOX® no son a nivel sistémico (general), siempre y cuando se respeten las dosis mínimas, tanto como los sitios de aplicación.
 
 
Aunque es una posibilidad que rara vez ocurre, pudieran  presentarse pequeños hematomas (morados) en la zona de la aplicación.
 
 
Los efectos son reversibles
 
 
Botox debe ser utilizado para el tratamiento de un solo paciente durante una sola sesión. No debe conservarse producto más de algunas horas luego de abierto el envase.
 
 
Asegúrese de que su médico conserva el medicamento refrigerado a la temperatura adecuada
(2ºC - 8ºC).
 
 
Compruebe que su médico abra el envase de BOTOX® en su presencia.
 
 
El médico debe disponer de todo el instrumental necesario para la aplicación del medicamento, así como de epinefrina (adrenalina) en el raro caso de que se presentara una reacción anafiláctica, esto es una reacción alérgica severa en todo el cuerpo.



¿Es segura la Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX®?


Sí.  El BOTOX® es seguro si se siguen estrictamente las siguientes recomendaciones:

1
Si es administrado por médicos experimentados, incluyendo el uso del equipo necesario.
 
2
Si se administra en la dosis adecuada.  Dosis mayores de la posología reglamentaria podrían
ocasionar lesiones musculares leves o graves.  Las sobredosis pueden causar efectos adversos por diseminación de la toxina a otros músculos.  Además, una sobredosificación puede aumentar el riesgo de formación de anticuerpos y provocar el fracaso del tratamiento.
 
3
Si se aplica cada 4 a 6 meses.  Este es el tiempo promedio de duración de los efectos del BOTOX®.
 
4
Luego de la aplicación no se debe hacer masaje en la zona ya que esto podría causar que la toxina botulínica se desplace a otro músculo y ocasionar la parálisis temporal de éste.
 
5
Si el paciente tiene en cuenta que el Botox es un medicamento, no un cosmético.
 
6
Si el paciente verifica que su médico sea un experto en el uso del BOTOX®.
 
7
Si el tratamiento se lleva a cabo en una clínica o consultorio médico.  Nunca en centros de estética ni salones de belleza.
 
8
No lo utilice si está embarazada ni durante la lactancia.
 
9
Informe a su médico si tiene problemas nerviosos o musculares antes de aplicar Botox.
 
10
El BOTOX® se utiliza además en el tratamiento de la migraña crónica o ataques repetitivos de cefaleas, retención urinaria, trastornos del músculo de ojo y transpiración excesiva.
11
No se debe aplicar BOTOX® en personas con una conocida hipersensibilidad a la toxina botulínica tipo A o a cualquiera de los excipientes del Botox.
 
12
No aplicar en caso de presencia de infección en la zona de aplicación.
 
13
No se recomienda utilizar BOTOX® conjuntamente con tratamientos antibióticos, ya que el efecto de la toxina botulínica se puede ver potenciado por los antibióticos o también por relajantes musculares.
 
14
El BOTOX® es un medicamento, por lo tanto, usted debe informar a su médico de cualquier tratamiento que esté utilizando.




La Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® en el tratamiento de la hiperhidrosis o sudoración excesiva

La hiperhidrosis es un trastorno en el cual el cuerpo produce sudoración en exceso como consecuencia de una falla en el sistema nervioso, el cual calcula erróneamente la forma de regular la temperatura corporal.  La sudoración se produce como una forma de refrescar el organismo cuando éste se somete a altas temperaturas, o cuando la temperatura corporal se eleva al hacer ejercicio o algún esfuerzo.  También se puede presentar como consecuencia de una reacción nerviosa al enojo, la vergüenza o el temor. No obstante, las personas afectadas por la transpiración excesiva sudan todo el tiempo sin que ocurran esos desencadenantes de la transpiración pero sí ven afectadas sus relaciones sociales y su vida en general por esta alteración.


La hiperhidrosis puede afectar las palmas de las manos, la región axilar, así como la cara a la vez que causa el enrojecimiento de ésta.  Existen dos tipos de hiperhidrosis: la hiperhidrosis primaria que puede iniciarse en cualquier momento de la vida, y la hiperhidrosis secundaria que ocurre como resultado de un malfuncionamiento de la glándula tiroides o pituitaria, diabetes, tumores, menopausia o como un efecto secundario por el uso de algún medicamento.  La sudoración excesiva suele tratarla el dermatólogo, no obstante, aún no se han determinado del todo sus causas.


La Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® ha resultado un tratamiento exitoso en el tratamiento de la hiperhidrosis. 

La toxina se inyecta debajo del brazo en las glándulas sudoríparas para bloquear temporalmente los nervios que estimulan su funcionamiento.  Luego de aplicado el tratamiento es posible que el paciente experimente algo de dolor en el área de la aplicación.  El médico tratante puede ayudar mediante la prescripción de analgésicos que alivien las molestias, que en realidad son mínimas.  Los efectos del Botox pueden durar de 4 a 6 meses.  Este tratamiento tiene las ventajas de que es mínimamente invasivo, seguro, eficaz y de efecto reversible.  La aplicación la realiza un médico experimentado directamente en el consultorio, sin necesidad de anestesia, con mínima o ninguna molestia y de manera ambulatoria. 

Los resultados pueden notarse desde el tercer o cuarto día de aplicación y a la semana ya pueden alcanzar una reducción notable de la sudoración.

Los pacientes tratados con la Toxina Botulínica Tipo A - BOTOX® para la hiperhidrosis manifiestan una mejoría significativa en su calidad de vida, en su condición emocional y social, así como profesional.  Muchos han visto transformada su vida sexual y la libertad de practicar deportes.  La terapia sostenida con Botox es eficaz, mínimamente molesta y bien tolerada.







Clínica Santa Barbara Medical Center : Calle 123 No 7 - 60 - Consultorio: Tercer Piso
Email: info@plasticacolombia.com
Redes Sociales Plástica Colombia
Copyright © 2010-2014 l Derechos Reservados - Plástica Colombia
Las ilustraciones y fotografías de casos médicos, textos y videos son propiedad de Plástica Colmbia por lo tanto no se pueden copiar de nuestro site.

Teléfono principal: (57) (1) 620 0011 l (57) 310-246 83 42 / (57) 317-482 3944  

(57) (1) 213 8342 - (57) (1) 629 6072 - (57) (1) 629 6050 - Bogotá, Colombia

Dra. Claudia Patricia Nieto González / Dr. Jorge Espinosa Reyes / Dra. Sandra Nieto González

Mapa Plástica ColombiaPLASTICA COLOMBIA?